What's Hot

    La sociedad salmantina aplaudió el viernes 12 de noviembre la brillante trayectoria profesional del catedrático de Microbiología y Parasitología de la Universidad de Salamanca, José Ángel García Rodríguez, en un emotivo homenaje a sus cincuenta añs de trabajo.

    Sus discípulos y amigos fueron los encargados de destacar la labor de su «maestro» en un entrañable acto en la Facultad de Medicina que consiguió emocionar al homenajeado, que presidente la Real Academia de Medicina de Salamanca. Rodeado de gran parte del equipo que le ha acompañado durante sus añs al frente de la Escuela de Microbiología, García Rodríguez aprovechó su homenaje para alabar el trabajo de sus alumnos. «Un maestro jamás debe sentir celos de sus discípulos. Siempre quise que toda la gente que se formase conmigo fuese mejor que yo en todos los aspectos y lo he conseguido. Somos un gran equipo».

    Siempre con el apoyo de su mujer, la catedrática Mª Carmen Sáenz, el homenajeado se despidió de su labor docente e investigadora recordando algunos retos cumplidos como «haber hecho de la Microbiología universitaria y hospitalaria una», haberse convertido en un «pequeñ embajador» de la Universidad de Salamanca allí donde presentaba sus investigaciones y haber creado la Sociedad Españla de Quimioterapia o la Sociedad Iberoamericana de Infectología.

    Su faceta como maestro, su sentido del deber y la lealtad por encima de las discrepancias, su rigor como docente y, especialmente, su pasión a la hora de transmitir sus conocimientos a sus alumnos resumieron el sentir de discípulos como Antonio Manuel Martín Sánchez, quien repasó la trayectoria de «un maestro que ha creado escuela dentro del ámbito hospitalario y docente»; Antonio Cándido Gómez, emocionado al recordar las dificultades a las que tuvieron que hacer frente en los primeros añs del grupo de Microbiología, Juan Luis Muñz Bellido o María José Fresnadillo y José Elías García, con dos originales intervenciones sobre la relación de la enfermedad con la literatura y el cine.

    Tampoco quisieron faltar al acto el consejero de Sanidad, Francisco Javier Álvarez Guisasola, el rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez o el decano de Medicina, José Carretero.